Cuando queremos un cambio tenemos que revolucionar el entorno, por eso hacemos la revolución de las cosas pequeñas y positivas que pasan de forma casi de forma invisible. Son esos pequeños momentos diarios donde hacemos lo correcto sin esperar nada a cambio.

Hoy decidimos ver todo lo bueno y compartirlo con nuestra comunidad.

“Hagan el bien … Entonces, su recompensa será grande y serán hijos del Altísimo, porque él es bondadoso hasta con los desagradecidos y malvados.” Lucas 6:35

Agradeciendo el servicio de las amiguitas.